Semana 3 – Día 3

78.4 kg 

Yo me tenía fe, pero esto realmente no me lo esperaba: ¡perdí 500 gramos desde ayer! 2.2 kg en 2 semanas y ni media, ¿qué tal? ¡Y sin hacer dieta!

Y además llego a un punto interesante en mi avance, porque:
Ayer pesaba 78.9kg, lo que me daba un IMC de 30.6 que se clasifica como Obesidad de Tipo I
Hoy mis 78.4 kg me dan 29.87 que se clasifica como… ¡Sobrepeso!

¡A partir de hoy ya no soy obesa, aleluya! Esperemos que el peso se mantenga así, porque unos gramos de más me vuelven a cambiar de categoría, más bien tengo que seguir bajando pronto para no seguir tan al límite.

Hoy al final de un día muy ocupado visitando la ciudad, me tomé vacaciones dentro de las vacaciones, y dejé al Pitufo con el padre para irme a visitar el Museu do Oriente, que los viernes tiene entrada gratuita entre 18:00 y 22:00. Me pareció un museo muy elegante, con salas a oscuras con solamente las piezas exhibidas iluminadas y música de fondo preciosa que acompaña la visita. El tema era la presencia portuguesa en Asia, y mostraba muchos tesoros traídos de allí, me llené los ojos de tanta belleza y lujo, me inspiró mucho. Me di cuenta de que ansío tener en mi vida más belleza, orden y calma, como había en el museo. Y también lujo, por qué no, si planeando un poquito el lujo puede ser gratis, como ir a visitar el museo el día y a la hora correcta. Claro que el mayor de los lujos es poder disfrutar de un rato en paz, que los niños nos llenan de felicidad pero escaparnos un rato de vez en cuando es necesario.

Volví a romper el record de caminata: 6.25 km al centro, luego 1.36 km para ir al restaurante a almorzar, seguidos por 1.15 km hasta la próxima parada, más 5.23 de vuelta a casa, 0.66 al restaurante a cenar, y finalmente 2.44 la vuelta que dí al museo y tomar el helado. ¡Parece mentira pero de a poquito junté 17 kilómetros! Más exactamente 17.09 km, con 1486 kcal quemadas, una barbaridad. De hecho recorrimos la ciudad a pie, sin haber tomado ningún transporte. Dicen que Lisboa tiene 7 colinas y creo que hoy las subí todas, encima empujando el buggy del Pitufo.

En cuanto a la comida:
– Desayuno: media porción de salame de chocolate (torta típica) con frutillas/fresas – estuvo bien
– Almuerzo: en el restaurante que me recomendó mi colega, especializado en pollo, medio pollito con ensalada y medio pancito – estuvo bien, no había necesidad de pedir papas fritas, no las extrañé para nada
– Cena: podría haber estado mejor, tendría que haber pedido una ensalada para acompañar y haberle dado parte de mi arroz con pulpo al Dutch, porque no era porción gourmet del Mercado da Ribeira, sino flor de porción de bodegón de barrio, pero estaba tan bueno, acompañado con aceitito picante y limón que le eché, y pancito, que me lo comí todo. La ensalada me hace comer menos, la próxima tengo que asegurarme de acompañar con ensalada.
– Postre: podría haber estado mejor, por costumbre pedí tres bolas, y me di cuenta de que no necesitaba tanto, si de hecho me costó elegir el tercer sabor. Después de salir tan satisfecha del museo me habría contentado con menos helado, pero como se imaginarán me lo terminé igual. La próxima vez tengo que probar qué tal me va con sólo dos bolas.

Como verán, a dieta no estoy… no me estoy privando de nada, estoy aprendiendo a comer con moderación, pero nada de contar calorías ni dejar de darme gustos.

adelgazar

Advertisements

2 thoughts on “Semana 3 – Día 3

  1. Vas a la velocidad del rayo… me alegro por el cambio del imc. Sobrepeso en este momento suena hasta bien.

    Me encanta tu energía y positivismo.
    Sigue así muak☆

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s