0

Semana 1b – Día 2

77.6 kg

De a poquito estoy volviendo a donde había dejado, de ayer a hoy bajé 300 gramos.

Hoy tuve un día “más o menos”:

– Lo bueno fue que caminé un montón, los 3km usuales de ir y volver entre el tranvía y la oficina, más 3km por el centro después de comer rapidito en el escritorio porque hacía un día precioso y aunque tenía 1000 emails para responder decidí salir igual, y los 4km al fin del día al trotecito en el parque. Total 10.29 km y 728 kcal quemadas.

– Lo no tan bueno fue el sanguchito que había quedado de una reunión, lo vi tan solito en la cocina y me tentó. Normalmente no me tientan las cosas ricas que hay en mi trabajo, y eso que hay un armario lleno de chocolates, galletitas, wafles y m&m´s. Pero creo que hoy hubo algo que me disparó…

La lección aprendida es que hay que estar atenta a las emociones. Algo pasó inmediatamente antes de tentarme con el sanguchito: el Dutch llamó a las 15:30 para que por teléfono convenciera al Pitufo de ir a casa. El quería ir a casa en monopatín, y no entendía que el patín estaba en casa, tenía que ir en bici a casa primero y ahí encontraría su monopatín… tiene 3 años y es muy cabeza dura. Y después de insistir 100 veces que queria ir a casa en monopatín y no en bicicletita, empezó con la cantinela usual de “yo quiero a mamá en casa, yo quiero que mamá me busque en la escuela”. Fue una charla de media hora muy intensa que me agotó, me dejó frustrada y emocionalmente a cero.

Yo creo que tenemos un “medidor emocional” que cuando nos sentimos felices y plenas está al 100, y cuando nos sentimos aburridas, enojadas, frustradas, va bajando. No me parece que haya sido casual que me tentara el sanguchito después del bajón de la llamada del peque.

El desafío más grande es hacer cosas para una misma, porque cuando el medidor llega a cero ya no tenemos paciencia ni ganas de nada, sin contar que estamos vulnerables a atracarnos con comida. Los pequeños gustitos personales son los que nos cargan de energía positiva y no es egoísta cuidarnos, es lo mejor que podemos hacer por los demás.

Cuando finalmente se durmió mi hijito (después de 1 hora y media de cuentos, canciones, amenazas, mimos, llantos, brazos, sofá, cama, otro cuento…) esos 4km de trotecito en el parque, escuchando música, fueron el único momento del día que tomé para mí.

Lo tuve que saborear a pleno, y ahora me voy a dormir, espero que mañana sea mejor.

adelgazar

Advertisements
2

Semana 1b – Día 1

77.9 kg

He decidido empezar un nuevo desafío de 4 semanas porque me dio tan buen resultado la última vez, y me quedan muchos kilos para seguir adelgazando.

Lo que más me ayuda es TwoGrand (¿todavía no se anima nadie más a unirse y seguirnos mutuamente?) y el blog de cada día.

Tengo que ajustar un poco los hábitos y las apps:

– Lo de pesarme todos los días no cambió, pero ahora lo puedo registrar en TwoGrand directamente, aunque WeightMeter está bueno para sacar gráficos

– Lo de sacar fotos a todo lo que como sigue en pie, y estoy más fan de TwoGrand que nunca

– El tomar 3 litros de agua por día me está costando. Cuando estoy en la oficina con las dos botellas de litro sobre el escritorio se me hace fácil, pero sin eso me custa bastante llegar a los 2 litros. En TwoGrand ahora puedo llevar un registro de la cantidad que tomo, pero no tiene ni alarma ni aplausos al final del día

– Lo de 5km por día ahora me parece que me queda corto, voy a intentar que sean 7km diarios

Hoy anduvo más o menos bien, pasé de los 9 km y comí bastante bien:
* Desayuno: tortita de microondas hecha en una taza (con harina, leche, aceite, quaker, nueces, nutella) y una banana
* Almuerzo: sushi con ensalada
* Cena: lasagna de ricotta, espinaca y salmón con ensalada
* Postrecito: heladito de Ben & Jerrys

Todavía no estoy del todo recuperada después de enfermarme la semana pasada, me siento super cansada y voy a ir a dormir tempranísimo esta noche.

adelgazar

2

Semana de viaje

De lunes a viernes estuve por trabajo entre Suiza (la oficina) y Francia (el hotel).

Vuelvo con 77.2 kilos, algo engordé pero muy poco considerando lo mal que me fue esta semana.

Ya sabía yo que con una sola pieza de equipaje a bordo la balanza no me entraba. Pero no contaba con que me olvidaría el teléfono cargando en la cocina, me di cuenta ya llegando al aeropuerto y no había tiempo para volver a buscarlo. Me dio bronca porque tenía el roaming pagado pero se dio así, volvimos tarde de Paris, dormi sólo un par de horas de domingo a lunes e iba pensandando en no olvidarme lo esencial (PC, movil del trabajo, tarjeta de crédito, pasaporte, ¡ropa interior!) y el teléfono se me pasó. Sólo me quedó tragarme la bronca y decirme todo el tiempo que “lo hecho, hecho está”, y (frase de mi mamá) “a otra cosa, mariposa”.

Normalmente me gusta ir de viaje por trabajo porque puedo disfrutar de estar sola, salir a caminar, leer, cenar en paz… creo que todas las madres anhelan de vez en cuando este tipo de excusas válidas para estar un poco solas. Pero esta vez estaba el jefe que vino de USA, y tuve que ir a desayunar y cenar cada día con él. Es un señor muy amable y conversamos mucho de la vida y los viajes, pero sentí que desde que me despertaba hasta que me iba a dormir estaba trabajando.

Pero lo peor fue que, sin haber tenido tiempo para hacer ejercicio el lunes, excepto una caminata después de cenar con este señor, el martes me desperté a las 6 y me fui a correr, pero después de ducharme no me alcanzó el tiempo para secarme el cabello con el patético secador del hotel, y salí con el pelo mojado. El miércoles amanecí con dolor de garganta, nariz congestionada, y afiebrada. Me engripé como una boluda y pasé el resto de la semana sintiéndome terrible, y casi ni hice ejercicio, algo que junto con el malestar por la gripe me hizo sentir de muy mal humor, sumado al estrés de tener reunión tras reunión cada día y caer en la cama cada noche agotada.

De comer ni hablemos, todo el tiempo en restaurantes, con menú de primero, segundo y postre, normalmente habría alternado con algunas cenas ensaladita del super y sandwichito en el hotel, pero esta vez no pude hacerlo por tener que cenar con el jefe.

Lo mejor de la semana fue que el miércoles convencí al señor para que fuéramos a cenar a mi restaurante preferido, que no tiene estrella de Michelin pero bien podría recibirla en cualquier momento porque es de muy buen nivel. Las fotos, sacadas por él que sí tenía teléfono, fueron del menú, y le faltó sacar a los bocaditos que nos trajeron como mise en bouche. Todo excelente, y lo que más me gusta de este tipo de restaurantes es como usan tanta verdura y frutas en las recetas, y que las porciones son pequeñas, sanas y deliciosas. Pero plato tras platos me fui bastante llena. Esta vez contenta porque sólo comí un pancito, y ni lo terminé (la última vez que estuve en este restaurante creo que comí cuatro pancitos).

adelgazar

Se me hizo dificilísimo controlarme sin las apps, tomé mucha menos agua que lo habitual, casi ni hice ejercicio, y comí mucho.

Para volver a adelgazar he decidido comenzar otras 4 semana de desafío, ¡empezando mañana Domingo como nuevo día 1!

3

Finde en Paris

?? kg

El viernes me desperté a las 4am para salir hacia Paris, y no me pesé porque era el medio de la noche, ya saliendo de Lisboa aprendí que a menos que me pese a la hora normal de despertarme, entre las 7 y las 8, después de haber ido bien al baño, no es relevante lo que veo que marque la balanza. Que por una noche nomas fuera de casa no me la llevé, y esta manana de nuevo madrugué asi que tampoco me pesé. En conclusión, hoy es lunes por la noche y desde el viernes por la mañana no sé cuénto peso.

Esto me pone nerviosa, porque como comenté en otro post no me peso para motivarme sino para controlarme, y no quiero perder el control. Necesito paciencia y prestar atención a otras señales de mi cuerpo, por ejemplo como no estuve tomando tanta agua estos dos días no fui lo suficiente al baño y me siento un poco hinchada.

En cuanto a ejercicio físico no me puedo quejar: 12 kilómetros el sabado, y 9 el domingo.

adelgazar

Y la comida muy bien: como íbamos en familia lo mas fácil fue hacer picnics, aquí algunas buenas direcciones por si andan por Paris:

Boulangerie Bechu: 118 Avenue Victor Hugo, 75116 Paris, recomendada por un colega francés, buenos sandwiches para llevar y comer en la cercana Square Lamartine – comprar ensalada para acompañar en el cercano Monoprix

L’As du Fallafel: 32-34 Rue des Rosiers, 75004 Paris, recomendada por cientos de blogs y con una fila de varios metros, pero va rápido, excelente falafel con mucha verdura, se puede llevar a comer a la Place des Vosgues.

Lo mejor de todo fue descubrir, porque pasé por la puerta y me enamoré a primera vista, las mini tortitas de Les fées patissières (www.lesfeespatissieres.com), diminutas, preciosas y deliciosas obras de arte que son un placer para mirar y saborear. Cada una cuesta 3.80 EUR lo cual no me parece excesivo porque son absolutamente divinas, pero lo mejor fue la reaccion de mi esposo “así cualquiera adelgaza, si cada mordisquito te cuesta casi 4 EUR!”. Pero así es, cuando ese mordisquito se ve adorable y te satisface verlo, olerlo, saborearlo, disfrutarlo a pleno, ya no vas a comer sin pensar frente a la tele. Vas a honrar lo que comés, y para mi ese es el secreto para adelgazar sin privarse de nada: apreciar lo que estamos comiendo. Que digo apreciar… apasionarnos por lo que estamos comiendo! Es mi lema, chicas… “mas placer, menos dieta”, a mi es lo único que me resulta.

Caminar por horas y perdernos por callecitas preciosas, parar a descansar en parquecitos para que jueguen los hijos, saborear las delicias gourmet y no engordar, es mi manera de viajar. Fotos de todo lo que comi las pueden ver si me siguen por TwoGrand.

Hablando de TwoGrand: chicas estoy escribiendo esto desde Suiza, donde vine por trabajo y me quedaré toda la semana. Anoche volvimos tarde y esta mañana el avión salió super temprano, y me olvidé el móvil que anoche había dejado cargando en vez de empacarlo con todo lo demás, horror!.

Para complicar más la historia, vine con EasyJet y solo pude traer una pieza de equipaje, y por más que lo intenté no me entró la balanza.

Así que esta semana no tengo apps, y hasta volver a Bélgica no podré postear en TwoGrand. Me di cuenta ya llegando al aeropuerto, y era imposible volver a casa a buscar el teléfono, por un momento me desesperé pero despues pensé que esta es la oportunidad de demostrar que sin las apps también se puede adelgazar.

¿Lo conseguiré? El sábado les cuento, buena semana y deséenme suerte!

6

Nuevo maquillaje

Sigo con los buenos hábitos y estoy por el momento estabilizada en 77.0 kg, muy feliz.

Es importante para mí, y creo que para todas, buscar momentos y oportunidades para mimarme, así que estoy atenta a cuanta opción se me presente. Como estoy en la lista de clientas de varias marcas, me llegan a veces emails con promociones, y siempre presto atención a ver si hay algo interesante. Hoy había un evento en The Body Shop, y desde hace tiempo lo tenía agendado, y había hecho cita para que me dieran consejos de maquillaje.

Lo que más me interesaba es que iban a estar abiertos hasta las 8pm, porque aquí todo cierra a las 6 y nunca tengo tiempo de comprar nada, porque los fines de semana se me pasan volando organizando actividades con marido y peque.

Ya hace un par de semanas que se me acabó la crema para la noche, y estoy usando las últimas gotitas del BB de cada mañana, más que hace rato estoy ojeando las cremas para manos de fruta de The Body Shop, tenía yo una lista para hacer las compras y hoy era mi chance.

Además hace rato que veo chicas con labios fucsia, y yo que sigo con mi clásico rojo me estaba preguntando si me iría bien.

Y el evento avisaba que habría té con masitas marroquíes, así que yo sabía que sería mi postrecito, sólo tuve que cenar antes, ridículamente temprano, pero hoy voy a dormir tempranísimo de todos modos que mañana el bus a París sale a las 5am.

Para las amigas que lo pidieron aquí están las fotos: el antes, el después, lo que compré y lo que venía en la goodie bag.

adelgazar

Llegué a casa a las 8pm, lista para poner al peque a dormir, y solamente una hora después de mi hora de llegada habitual, así que mis chicos no se pueden quejar que los haya abandonado, y yo súper feliz porque el rato de shopping y belleza me alegró la tarde. Y pasarla bien adelgaza.

Y al final descubrí que el rouge fucsia me queda bien, y arriesgarse a cambiar un detallito también adelgaza.

¡Buen fin de semana para todas!

9

Fin del desafío

Se terminó el desafío de las 4 semanas, y el resultado me más que satisface (en otras palabras: ¡estoy chocha!).

No puedo decir que fue mejor de lo que esperaba, porque no esperaba nada en particular, estaba abierta a aprender más sobre lo que me gusta comer, qué tamaño de porción me hace sentir bien, y acostumbrarme a tomar mucha agua y caminar mucho.

Aquí los números:

Día 1: 80.6 kg
Esta mañana, habiendo completado las 4 semanas: 76.5 kg
¡4.1 kilos perdidos en 4 semanas, y sin hacer dieta!

Día 1: IMC 30.71 Obesidad Tipo I
Esta mañana: 29.15 Sobrepeso

En total caminé 214.11 km, y con ejercicio quemé 17485 kcal.
Mi desafío era caminar por lo menos 5km diarios, y en promedio caminé 7.65 km por día.

Y ahora, ¿cómo sigo?
Me queda un largo camino por recorrer, 11 kilos hasta el Peso Normal (65.5 kg, IMC 25 Peson Normal)
Y 20 kilos hasta los 56 que me gustaría un día pesar.
Seguramente seguiré blogueando y usando apps.
Ya no necesito 4 apps, porque desde que empecé TwoGrand mejoró, y ahora permite llevar el registro diario del agua y el peso: con TwoGrand y MapMyRun tengo para rato.

Voy a empezar pronto un nuevo blog, pero por el momento voy a seguir posteando en 4h4s4a mi progreso, pero no todos los días.

¡Con esta propuesta empieza un nuevo desafío de 4 semanas!

Muchas gracias por haberme leído, y hasta prontito.

2

Semana 4 – Día 7

77.1 kg

Y llegó el último día, y lo quise terminar con todo:

Bajé de ayer a hoy 200 gramos, ya van 3.5 kilos

Desayuné muy rico: tostadas de pan integral con manteca y paté, arándanos

Almorcé muy bien: para celebrar el último día fui a probar un restaurante de frituras que no conocía y leí buenas críticas, y de paso caminar un poco porque había salido el sol. Iba con mi bolsita de ensalada, por supuesto, dispuesta a sentarme en un banquito a comer. No me desilusioné cuando descubrí que los martes sólo abre por la tarde, porque de camino descubrí un nuevo restaurancito que se especializa en sopas, y ofrecía un trio de sopitas por 6.50 EUR. Me encantó: de zanahoria con
castañas de cajú y cilantro, de tomate con albóndigas, de hinojo con chorizo, las sopas estaban muy sabrosas y sanas. Las acompañé con pan y mantequilla que me dieron, y la ensaladita. Fue un lujo almorzar en el banco de plaza bajo el sol.

adelgazar

Cené pasta con crema de frutos de mar y zucchini/calabacín, con ensalada por supuesto.

De postre un heladito Ben & Jerry´s

Y para no quedarme en sólo 5 kilómetros, salí un rato después del postre y di una vuelta de 2.5km más: en total hoy 7.88 km y 563 kcal quemadas.

Mañana me toca sacar conclusiones y totales de cuánto perdí y caminé durante el desafío, y pensar cómo sigo porque me queda un largo camino por recorrer hasta las 56 kilos que quisiera pesar.

Resúmen de la cuarta semana: 800 gr perdidos, 52.33 km caminados, 3834 kcal quemadas